València quiere mostrar al mundo que es una ciudad acogedora, llena de valores e interesada en contribuir al bien común

Institucional Destacados Cabecera

31 oct, 2017

EL ALCALDE APUESTA EN LA ENTREGA DE LOS JAUME I POR EL INCREMENTO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN INVESTIGACIÓN Y CIENCIA COMO GARANTÍA DE FUTURO

El alcalde de València ha abierto con su intervención el acto de entrega de la 29 edición de los Premios Rey Jaume I, que han recibido Fernando García Martín (Investigación básica); Carmen Herrero Blanco (Economía); Josep Dalmau Obrador (Medicina clínica); Anna María Traveset (Protección del medio ambiente); Susana Marcos Celestino (Nuevas tecnologías) y Alicia Asín Pérez (Emprendimiento). En esta entrega, celebrada en la Lonja de los Mercaderes y presidida por su Majestad la Reina Leticia, Joan Ribó, ha reafirmado la apuesta de nuestra ciudad por convertirse en un referente mundial en el ámbito alimentario y contribuir a un mundo mejor.

“València ha hecho una apuesta clara para mostrar al mundo que es una ciudad acogedora, llena de valores e interesada en contribuir al bien común. Queremos continuar siendo referente mundial en el ámbito alimentario a través del desarrollo de un plan trienal y la creación de un Centro Internacional de Alimentación Sostenible. Una causa global para la cual contaremos con la complicidad de instituciones sensibilizadas en la tarea de hacer cada día un mundo mejor”, ha afirmado el alcalde de València en el acto de entrega de los Premios Rey Jaume I que esta mañana ha acogido, como es habitual, la Lonja de València y que en esta ocasión ha presidido Su Majestad la Reina Letizia.

El máximo responsable del Ayuntamiento de València, institución que patrocina uno de los galardones, el correspondiente a impulso de las nuevas tecnologías, ha destacado en su intervención que los Jaume I, que alcanzan su edición número 29, convierten a nuestra ciudad “en el lugar de reconocimiento del talento, del trabajo que mueve el progreso social, el avance de la humanidad, del esfuerzo que ayuda a curar o tratar enfermedades, a crear oportunidades, que analiza y descubre, que desarrolla y fructifica en aportaciones que contribuyen a frenar procesos en la naturaleza que nos conducen al desastre”, para apostillar que son unos galardones “útiles e importantes para que nuestra sociedad sea más justa y el mundo que nos toca vivir, un lugar mejor”.

Ha añadido que València se ha tomado “muy seriamente” ese objetivo en diferentes ámbitos, entre los cuales ha destacado el protagonismo que este año ha tenido nuestra ciudad a partir de su elección como Capital Mundial de la Alimentación Sostenible. Joan Ribó ha recordado la reciente Cumbre Internacional de Alcaldes “en la cual representantes de todo el mundo han debatido, compartido y hecho propuestas sobre alimentación y salud, sobre medidas para paliar la hambre, y a la vez la obesidad que se sufre en muchos países desarrollados, sobre seguridad alimentaria y cambio climático, sobre el derecho de todo ser humano a alimentarse de una forma digna y saludable”.

Joan Ribó ha expresado su felicitación a los ganadores de esta nueva edición de los Premios Rey Jaume I, en la que, por primera vez, el número de galardonadas supera al de galardonados, y ha expresado su satisfacción por tener en València “un plantel de hombres y mujeres que trabajan con esfuerzo para crear unas mejores condiciones de vida, superando los obstáculos a los cuales se tiene que enfrentar todavía la investigación en nuestro país”.

En este sentido ha asegurado que “la excelencia científica necesita de iniciativas privadas que la hagan competitiva, pero también precisa de una correcta inversión pública para que el objeto de investigación siempre revierta sobre el bien común. Invertir en investigación es invertir en futuro, en calidad de vida, en ocupación de calidad y en oportunidades para nuestros jóvenes.”

Se ha referido a la Lonja como “símbolo del esplendor histórico de València que quiere ser también símbolo de acogida de la ciencia, la tecnología y la investigación del siglo XXI”, para resaltar finalmente que “València es una ciudad emprendedora, acogedora y diversa, siempre abierta al diálogo, que es la única manera de construir un futuro mejor entre todos y todas”.

LA RAIZ DE NUESTRO FUTURO

En nombre de los premiados ha intervenido la Carmen Herrero blanco, galardonada con el premio de Economía, quien además de agradecer la distinción ha señalado que “históricamente en nuestro país la financiación de la investigación ha sido sustantivamente pública, pero los recortes en financiación pública de los últimos años han afectado doblemente: por la reducción efectiva de los presupuestos, y por la falta de criterios en su distribución. Y, a diferencia de lo ocurrido en otros países, la inversión privada sigue contribuyendo de forma muy escasa a la generación del conocimiento. Estos son malas noticias, porque el conocimiento, la investigación y la innovación constituyen la raíz de nuestro futuro.”

El president de la Generalitat, Ximo Puig, que ha intervenido a continuación, ha resaltado que “pocos reconocimientos son tan importantes como los científicos”. Se ha referido a la importancia de la duda “para avanzar contra el fanatismo”, y a “la libertad de pensamiento y de contraste de las experiencias de la que surgen las mejores soluciones posibles. Razonemos, dudemos , y no nos demos por vencidos, y hagamos prevalecer la hegemonía de la razón en una Europa convivida que nos ha hecho mejores a todos.” También , como anteriormente había hecho Vicente Boluda, vicepresidente de la Fundación Rey Jaume I, Puig ha abogado por un pacto de Estado por la Ciencia, y ha pedido que en los momentos difíciles hagamos gala de “racionalidad y sentimiento; cabeza y corazón.”

Su Majestad la Reina Leticia ha cerrado las intervenciones con unas palabras en las que ha glosado de forma breve la biografía y méritos de cada uno de los premiados , después de expresar en lengua valenciana su alegría de volver a València “per a reconèixer l’esforç, el talent i la excel.lència. Per a agrair els valencians el seu compromís amb l’esperit emprenedor, amb l’impuls a la ciècia, a la tecnología i la innovació”.

Más adelante ha resaltado que todos los premiados en esta edición de los Jaume I “han expresado su deseo de emplear la dotación del galardón en mejorar el contrato de algún becario, en arreglar el laboratorio o reinvertir lo ganado en seguir haciendo ciencia, en continuar investigando, en no dejar de emprender.”. En la parte final de su intervención ha destacado el papel de la educación “como instrumento esencial de desarrollo, cohesión e inclusión social”

t

o

p