La Volvo Ocean Race rediseña su futuro para consolidarse como el máximo reto de la vela profesional a todos los niveles

18 may, 2017

La Volvo Ocean Race ha desvelado hoy una serie de iniciativas radicales que crearán el desafío más duro a todos los niveles de la vela profesional y reforzarán el atractivo de la la vuelta al mundo, que tiene 44 años de antigüedad, para los regatistas profesionales, armadores, patrocinadores, socios, ciudades sede y aficionados
La Volvo Ocean Race ha desvelado hoy una serie de iniciativas radicales que crearán el desafío más duro a todos los niveles de la vela profesional y reforzarán el atractivo de la la vuelta al mundo, que tiene 44 años de antigüedad, para los regatistas profesionales, armadores, patrocinadores, socios, ciudades sede y aficionados.
Mientras se ultiman los preparativos para la edición de 2017-18, que saldrá el 22 de octubre, los organizadores de la regata han aprovechado un evento en el Museo Volvo en Gotemburgo, el hogar de los propietarios y patrocinadores principales de la regata, para presentar una rompedora visión para más allá de la próxima década.
Entre los aspectos más llamativos destaca la elección de un nuevo monotipo de 60 pies (18,29 metros) monocasco y asistido por foils, diseñado por el francés Guillaume Verdier, además de la introducción de un catamarán volador, también monotipo y de entre 32 y 50 pies (10-15m) para las regatas In-Port (costeras), para el que se ha abierto hoy un nuevo proceso de diseño y construcción.
Las etapas oceánicas seguirán siendo la clave para ganar la Volvo Ocean Race, pero las regatas costeras contarán un poco más que actualmente, cuando cuentan únicamente en caso de empate a puntos. Esto conlleva que ganar la regata en el futuro exigirá tener experiencia tanto en la navegación oceánica en monotipos como en la competición de multicascos en las regatas In-Port, ya que en las dos especialidades se tendrá que competir básicamente con la misma tripulación.
“Tendremos tres cascos, pero no como os los debéis haber imaginado”, dijo el CEO de la Volvo Ocean Race, Mark Turner, al revelar la elección para la siguiente generación de monotipos, haciendo referencia a la difícil decisión que han tenido que tomar entre optar por un monocasco o un multicasco para las etapas oceánicas, un tema sobre el que han debatido de forma apasionada los aficionados de la Volvo Ocean Race.
La regata también ha anunciado otras iniciativas que incluyen:
Situar a la sostenibilidad en el corazón de la regata con la campaña Clean Seas (Mares Limpios) de UN Environment (Medio Ambiente de Naciones Unidas), y patrocinadores clave como 11th Hour Racing y Akzonobel que amplificarán significativamente la campaña global. La plataforma de sostenibilidad es esencial para el posicionamiento de la regata en el futuro.

Actividades relacionadas con la regata todos los años, y el lanzamiento del proceso de oferta de tres años para las ciudades sede con opciones de reinventar las rutas y los formatos de las paradas.

Diseñar el camino para llegar la Volvo Ocean Race para los regatistas y patrocinadores, a través de un patrocinio con World Sailing, la entidad que gobierna el deporte de la vela.

Un Global Team Challenge enfocado hacia los patrocinadores que formará la parte central de un Leadership Development and Team Performance Programme (Programa de desarrollo del liderazgo y de rendimiento de equipo), trasladando el ap rendizaje extraido de la regata al mundo de los negocios y reutilizando los barcos Volvo Ocean 65 después de la edición de 2017-18.
“Tuvimos mucho debate sobre monocasco versus multicasco y, de hecho, la solución que hemos tomado al final es hacer ambos, con lo que habrá tres cascos en las próxima ediciones: un monocasco asistido por foils y un catamarán volador”, dijo el CEO de la Volvo Ocean Race, Mark Turner.
“La Volvo Ocean Race siempre ha sido el matyor reto para un equipo y con estos cambios, que en su conjunto son los más radicales desde que empezó la regata en 1973, estamos llevándola al siguiente nivel. La obsesión que ha llevado a varias generaciones de regatistas a darrlo todo para ganar la regata continuará, pero levantar el trofeo requerirá más habilidad, dedicación y sacrificio que nunca”.
“Seguimos fieles a nuestro ADN como una regata oceánica, pero ahora también llevaremos a los mejores regatistas del mundo a su límite en las regatas costeras”.
“Al mismo tiempo, la oferta comercial tiene muchos elementos añadidos. Seguimos siendo uno de los pocos eventos mundiales, profesionales y de altísimo nivel que tiene una gran propuesta comercial, con un excelente producto Bussines to Bussines (enfocado al negocio), además de una gran herencia y potentes opciones para activar acciones con consumidores, medios de comunicación o empleados”.
“También tenemos la suerte de tener un apoyo fuerte y decidido de nuestros propietarios de Volvo dos décadas después de que adquirieran el evento. La regata nunca ha estado en una posición tan sólida y miramos más allá de la próxima década”.
Volvo anunció su acuerdo para comprar la regata a Whitbread hace 20 años, y siempre ha aportado visión y un respaldo incondicional.
“Volvo dijo en aquella época que la regata une de forma exitosa aventura, deporte ye teconología de alto nivel”, dijo Henry Sténson, vicepresidente ejecutivo de comunicación y sostenibilidad de Volvo Group.
“Aunque las cosas han cambiado mucho en los últimos 20 años, en realidad nada ha cambiado. Estamos especialmente encantados por ver cómo la Volvo Ocean Race reafirma ese compromiso con la innovación, un área importantísima para Volvo Group”.
Por su parte, Björn Annwall, vicepresidente de estrategia, marca y retail de Volvo Cars, destacó el renovado compromiso de la regata con la sostenibilidad.
“Volvo Car Group lleva mucho tiempo involucrado de proyectos relacionados con la sostenibilidad y estamos encantados de ver cómo la regata refuerza su posición como un evento deportivo que está muy relacionado con la protección de los océanos y que inspira una gran pasión.
Volvo Ocean Race: La Próxima Década
Principales anuncios del evento de Gotemburgo:
El mayor reto del mundo de la vela: desde la edición posterior a la de 2017-18, la Volvo Ocean Race se disputará en un monocasco de 60 pies asistido por foils para las etapas oceánicas y un catamarán volador de entre 32 y 50 pìes para las In-Port. Juntos, establecerán la Volvo Ocean Race como la el mayor reto de la vela a todos los niveles y fortalecerán su reputación como el mayor desafío para un equipo en el deporte profesional.
Monocasco asistido por foils: El monocasco monotipo del arquitecto naval francés Guillaume Verdier utilizará la última generación de la tecnología del foiling para hacer los barcos increíblemente rápidos y espectaculares. El número de tripulantes es probable que esté entre 5 y 7, manteniendo los incentivos para las tripulaciones mixtas de hombres y mujeres y los regatistas jóvenes. La regata construirá ocho nuevos barcos y los entregará a partir de enero de 2019. Estarán disponibles para ser alquilados por los equipos para reducir los costes de puesta en marcha de la campaña, y los patrocinadores involucrados en la edición actual de 2017-18 tendrán proridad para ello cuando se publiquen el Notice of Race y los acuerdos de participación comercial este mes de octubre.
Compatibilidad con IMOCA: El plan de diseño deja abierta una opción para permitir que el nuevo barco se convierta, de manera económica y rápida, en una embarcación totalmente compatible con las normas de la IMOCA. Los 60 pies de la clase IMOCA, que se usan en regatas emblemáticas como la Vendée Globe, han liderado algunas innovaciones técnicas increíbles a lo largo de las últimas décadas.
Catamarán volador para las costeras: Además, la regata va a crear un proceso de licitación para un nuevo catamarán volador, un monotipo de 32-50 pies que se usará en las regatas costeras y que equipará parte de la tecnología que ya nos es familiar por la America's Cup y por otros multicascos nuevos, aunque en formato monotipo.
Un futuro sostenible: La regata basa su acción sobre la sostenibilidad en tres pilares: reducir su propia huella, maximizar su impacto utilizando su plataforma de comunicaciones global y dejar un legado positivo en cualquiera de los lugares por los que pasa. Centrada en una asociación con la campaña de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente Limpio, la atención se centrará en el llamamiento a la acción ‘Turn the Tide on Plastic’ (cambia la tendencia sobre el plástico). Una asociación con 11th Hour Racing va a proporcionar los recursos para permitir una ampliación significativa en todos los programas de Ciencia, Educación y Ocean Summit. AkzoNobel impulsará aún más el programa de educación y concienciación. La ambición a largo plazo de la Volvo Ocean Race es reducir y luego eliminar el uso de combustibles fósiles en futuras barcos, manteniendo al mismo tiempo la seguridad y el rendimiento de las comunicaciones, además de desarrollar nuevos métodos de construcción y estrategias operacionales para la regata en general.
Nuevos formatos del recorrido y de las paradas: La regata planea hacer grandes cambios en el recorrido y el formato de las paradas durante la próxima década, unas decisiones que fortalecerán el atractivo comercial y preservarán su estabilidad deportiva. La regata tiene un compromiso por dos salidas más con su sede y patrocinador clave, la ciudad española de Alicante, pero algunas de las ediciones futuras podrían empezar y/o finalizar fuera de Europa, y podrían incluir una etapa sin paradas alrededor de la Antártida, e incluso una vuelta al Mundo sin parar alrededor del planeta . Pero si bien las rutas pueden variar, la regata se comprometerá a visitar Norteamérica, Sudamérica, Australasia, la Gran China, y al menos cinco de los mercados europeos más importantes al menos en una de cada dos ediciones, con lo que hay seguridad de éxito comercial antes de que se definan las rutas finales, lo que hace más fácil que los patrocinadores puedan comprometerse por dos ciclos con los equipos. Además, las ciudades sede podrán elegir el formato de su parada entre un abanico de varios formatos, desde un ‘pit-stop’ de 24-48 horas hasta formatos cortos de cinco días, pasando por el tradicional formato de parada de dos semana. El proceso de licitación para las próximas tres ediciones se lanza hoy.
Actividad de la regata todos los años / Posible cambio a un ciclo de dos años: El Board (Consejo) de la Volvo Ocean Race ha pedido a la dirección de la regata que estudie la viabilidad de cambiar la competición a un ciclo de dos años. Ese proceso todavía está en curso, pero lo que ya es cierto es que en el futuro habrá alguna actividad relacionada con la regata todos los años. Este plan supone una clara evolución con respecto a la situación actual, en la que hay un vacío de más de dos años entre una edición y la siguiente.
Un camino hacia la Volvo Ocean Race: Volvo Car Group y Volvo Group se convertirán en patrocinadores oficiales de World Sailing, como parte de un plan estratégico a largo plazo para que haya un camino claro a seguir para la próxima generación de regatistas y para sus patrocinadores. La regata establecerá las Volvo Ocean Race Academies como parte de los futuros contratos de las ciudades sede y también servirá como trampolín para los regatistas olímpicos hacia la vela oceánica, siempre y cuando se incluya la navegación oceánica en los Juegos Olímpicos, lo que podría hacerse realidad como deporte de exhibición en Tokio 2020.
Global Team Challenge: un programa de desarrollo del liderazgo y del rendimiento en equipo. Los organizadores introducirán un nuevo programa dedesarrollo del liderazgo y del rendimiento en equipo para las empresas, centrándose en las principales enseñanzas que se extraen en áreas tales como el liderazgo y el trabajo en equipo. El programa contará con una regata oceánica paralela, llamada Global Team Challenge, diseñada especialmente para que los patrocinadores ofrezcan a sus empleados una experiencia única del deporte en unas condiciones casi idénticas a las que enfrentan los profesionales. La Global Team Challenge se centrará en la seguridad, hará parte de la ruta de la Volvo Ocean Race, en versiones adaptadas de los actuales Volvo Ocean 65 y con una proporción de regatistas profesionales por ocho amateurs. El paquete básico se incluirá en la oferta comercial para los patrocinadores de los equipos, con oportunidades de activación para apoyar programas de recursos humanos para el desarrollo de los empleados, contratación y adquisición de talentos, así como oportunidades adicionales para la activación de B2B y medios de comunicación. Este programa también servirá como nuevo escenario de entrada para futuros patrocinadores de equipos en la regata.
Celebración del 50 aniversario: La Volvo Ocean Race nació en 1973 como Whitbread Round the World Race, por lo que en 2023 cumple medio siglo de vida. La organización está valorando hacer una regata especial del 50 aniversario que honrará a las leyendas de la vela que han tomado parte en ella.
La próxima edición de la Volvo Ocean Race partirá de Alicante el 22 de octubre de 2017 y visitará un total de 12 ciudades sede en los cinco continentes. Los equipos recorrerán más de 46.000 millas náuticas (83.000 kms) hasta la meta en La Haya a finales de junio de 2018.

t

o

p