A Fernando Giner le gustaría dejar como legado una ciudad “donde las personas tengan oportunidades y donde se cierre el pancatalanismo”

Protagonistas

25 Feb, 2019

Fernando Giner aspira a ser alcalde de Valencia, si supera las primarias de su partido, Ciudadanos. Llegó al mundo de la política en 2015 dejando una larga trayectoria como autónomo a la que espera volver, ya que considera que la vida política debe ser sólo una etapa, y consecuente con su idea, si llega a alcalde lo será solo para ocho años. Desde su puesto en la oposición al tripartito, se muestra especialmente crítico con la gestión, que califica como “paupérrima”. No sólo es fallero, sino también vicentino y seguidor de la Semana Santa Marinera, y en casa su especialidad es el arroz al horno.

VW ¿Cuántos años lleva en política? ¿se ha puesto un límite, o el tiempo lo darán las circunstancias?
FG. Llevo en política desde enero de 2015, hasta entonces era autónomo. ¿Y cómo llego a la política? Porque me preocupaba el tema social y trataba de compaginar mi trabajo como profesional con el servicio a una ONG, la Casa de la Caridad, donde colaboraba como vicepresidente de Marketing y a lo que dedicaba un 25% de mi tiempo. En el año 2013 acudían unas 200 personas al comedor social y la cifra pasó a 600 personas. Todos los días veía en la prensa casos de corrupción de un sistema político alejado de una realidad que yo estaba viviendo en la Casa de la Caridad. Y hablando con mi mujer le dije, ¡ya no me quejo más!, o actúo o ya no crítico más.
En mi opinión, el modelo del bipartidismo está agotado y escuché un día a Albert Rivera y me identifiqué totalmente con los valores y criterios que representa. Tuve la oportunidad de conocerle durante la procesión cívica del 9 de Octubre y en enero me sume a Ciudadanos, en marzo me presenté a las primarias, y en mayo me presente a alcalde.
El primer día que entré en el Ayuntamiento no sabía lo que era una moción, ni un pleno. Desconocía completamente la vida institucional.

VW ¿Su larga carrera profesional le ha facilitado adaptarse al Ayuntamiento de Valencia?
FG. La vida política necesita regeneración y regenerar entre otras muchas cosas es que la vida civil se incorpore a la vida política: profesionales, empresarios, autónomos, que estén un tiempo en política y luego vuelvan a su quehacer cotidiano. Porque si estás mucho tiempo se pierde la perspectiva y se produce un distanciamiento enorme entre la vida política, la vida civil y la empresarial. Máxime en estos tiempos de grandes cambios tecnológicos en que la sociedad está evolucionando y exige cada vez más. Me parece fundamental que la sociedad civil se incorpore a la vida política pero con el criterio de la temporalidad y con vocación de servicio. Se puede mejorar mucho la vida de las personas y más en un ayuntamiento. No puede haber una labor más noble que cuidar a tus vecinos. Ahora bien, hace falta mucho sentido común y mucha valentía para defender las cuestiones que debes, y en ocasiones aunque te tengas que enfrentar a todo un gobierno, o a todo un tripartito como sucede en el Ayuntamiento de Valencia.

VW ¿Si llegara a alcalde se daría un plazo?
FG. Sí, me quiero presentar a las primarias de Ciudadanos y si lo gano, me presentaré a alcalde. Y si soy alcalde me doy un plazo de 8 años. Lo tengo claro.

VW ¿Qué le gustaría dejar como legado para la ciudadanía de Valencia?
FG. Una ciudad cómoda y abierta, cuando digo cómoda es que la gente pueda hacer su vida cotidiana con normalidad: en cuanto a movilidad, limpieza, seguridad… lo más básico. Cómoda también es que cuando te dirijas a la Administración te traten con prontitud y cuando pidas una licencia te la den en un plazo razonable.

Y cuando digo abierta me refiero a una ciudad en la que quepamos todos, no una Valencia sectaria y esto con dos criterios muy importantes: donde las personas tengan oportunidades y donde se cierre el pancatalanismo. Eso lo tengo clarísimo.

VW ¿Qué quiere decir con cerrar el pancatalanismo?
FG. Se están dando en Valencia los mismos síntomas y motores que se dieron en la Cataluña de los años 80, porque a las entidades pancatalanistas se les da financiación y se permite una educación pública de adoctrinamiento. Estamos en un momento de emergencia del pancatalanismo, y ahora es cuando hay que pararlo, antes de que se desarrolle, porque luego será más difícil como estamos viendo en el tema catalán.

VW ¿Está la Comunitat Valenciana es la misma dirección que estuvo la Generalitat Catalana?
FG. Estudié en Barcelona en el año 90-91, era la preparación de las Olimpiadas y recuerdo una ciudad en la que convivían las banderas españolas con las cuatribarradas, hoy eso parece impensable. Yo quiero que en la Comunidad Valenciana se sientan tan españoles como valencianos, y tan valencianos como españoles, y que no se empiece a adoctrinar en otro sentido.

VW ¿Y el aprendizaje de los idiomas?
FG. Hay que potenciar el valenciano clarísimamente, pero también el castellano. Para el desarrollo de la sociedad civil es fundamental la libertad y la igualdad. Nadie nos tiene que decir cómo tenemos que pensar y eso es lo que se está intentando, y lo digo porque la educación la está llevando un partido como es Compromis que es una coalición de partidos entre los que está el Bloc, que en su artículo 3 reconoce la soberanía nacional del pueblo valenciano dentro de los Países Catalanes. Y este es el partido que tiene encargada la educación en Valencia, con esto ya está dicho todo.

VW ¿Qué aporta Ciudadanos al panorama político valenciano?
FG. Somos un proyecto de centro moderado y liberal, es decir, que ahora ya no tenemos porqué elegir entre el bipartidismo de toda la vida, sino que nos encontramos ante una opción de centro moderada.

En segundo lugar hemos aportado regeneración y de regeneración a las instituciones públicas.
También hemos actuado de dique de contención del pancatalanismo.
Y defendemos la dignidad y la recuperación de las clases medias y trabajadoras.

VW ¿Todo esto en qué se manifiesta?
FG. En Valencia tenemos un problema muy grave: el paro juvenil es más alto que en el resto de España y el empleo que se crea es precario. La gente joven no puede independizarse de sus familias y formar una vida nueva. Debemos dar oportunidad a las personas de que tengan un empleo estable y bien remunerado.

Hay que hacer posible que la gente que quiera abrir un negocio pueda hacerlo en un tiempo razonable, y no que se tarde dos años en conceder una licencia y por lo tanto que esté paralizada la apertura del negocio

Además, ya está bien de ahogar con impuestos a los de siempre, a la clase media. Vamos a bajar impuestos a los que cumplen con su trabajo, vamos a bajar el IBI, vamos a apoyar las familias numerosas, vamos a bajar el impuesto de sucesión municipal, es decir vamos facilitar una vida más cómoda.

Me he comprometido a tener un cheque escolar universal de 0 a 3 años que incluya también julio. Esto es una medida para que ser padre y madre y trabajar en Valencia sea posible.
Otra medida de apoyo a las familias es que la EMT en las horas escolares sea gratuita para que los padres puedan llevar a los niños al colegio.

VW Pongámonos en la mejor situación para Albert Rivera en el gobierno y para usted como alcalde, ¿qué le pediría para Valencia?
FG. Igualdad en la financiación respecto al resto de las regiones de España, ni más ni menos: una financiación justa y equitativa para mi comunidad. ¡Y también el Corredor Mediterráneo!

VW ¿Valencia no ha salido de la crisis?
FG. Tenemos 2.800 licencias de viviendas paralizadas, y casi 2.000 de actividades de comercio, lo que no tiene ningún sentido.

La bici y el transporte público
Fernando Giner reconoce que le gusta moverse en bicicleta porque Valencia es una ciudad que se presta para ello. Y además, asegura también que le encanta el transporte público.

VW ¿Cómo se entiende que le guste ir en bicicleta y que quiera revertir el carril bici?
FG. Solo lo revertiría en tres lugares: Reino de Valencia, calle Alicante y Avda Burjassot, porque se ha hecho a martillazos y sin contar con la gente. Hay carril bici por toda la ciudad, como por ejemplo por Blasco Ibáñez, y nadie está diciendo nada de quitarlos.

VW Dígame dos cosas del tripartito que le hayan gustado y dos cosas que le hayan disgustado más.
FG. Me ha gustado que se haya abierto al público el Balcón del Ayuntamiento y también que Valencia apueste por una alimentación sostenible.

No me ha gustado la falta de transparencia en las cuentas, porque no hay manera de enterarse, bueno, al final te enteras, pero te lo ponen difícil. Y me han defraudado de manera extraordinaria en la gestión, que creo que ha sido paupérrima.

VW ¿Alguna gestión en concreto que no se haya realizado?
FG. Dijeron que venían a rescatar personas y después de cuatro años no han hecho ni una sola vivienda social, o que la renta de inclusión no se haya pagado, o que los índices de pobreza de Valencia estén aumentando. No creo que sea porque no les importe, creo que es porque no lo saben gestionar.

En cuatro años no se ha hecho una sola vivienda social cuando en Valencia hay solares y pisos vacíos para construir viviendas y puedes contar con AUMSA (Sociedad Anónima Municipal de Actuaciones Urbanas de Valencia).

La cuestión social en Valencia ni se ha empezado a solventar. Prometieron un centro social en el Cabañal y ahora mismo es un solar, venían a rescatar personas y metieron 30 medidas express para ayudar a la gente y no se ha hecho nada.

Yo les he apoyado en muchas cosas: el plan de cabañal, el plan de turismo, el plan de empleo, pero luego ves los resultados….

VW Respecto a la aprobación del Plan de Turismo en que usted apoyó al tripartito, ¿cómo ha evolucionado?
FG. Este gobierno municipal ha hecho dos planes de turismo y en los dos les hemos apoyado. El primero fue de Calabuig y el segundo de Gómez. En el actual Plan de Turismo les avisamos de que se habían olvidado de contemplar las fallas, lo que es un síntoma de que no estaba pensado para Valencia, sino que era algo genérico.

Pedimos también que el Plan buscará más calidad que cantidad, que no nos obsesionáramos por atraer gran cantidad de turistas, que busquemos un turismo sostenible en la ciudad, que no entorpezca la vida de los ciudadanos, que sepa convivir y experimentar la ciudad y que sea rentable.
Y también, y muy importante, el turismo aunque sea un área significativo para Valencia, no debe ser un monocultivo, sino una parte más de la economía.

VW Una de sus propuestas es que Valencia sea Capital Mundial del Diseño, ¿qué beneficios reportaría?
FG. Es un proyecto para 2022. Si hay algo que caracteriza a Valencia y a los valencianos es que somos creativos: en música, en arte, en la empresa, en la exportación… y dentro de la creatividad está el diseño

Valencia debe ser el centro de diseño que dé servicio a toda la industria de la Comunidad Valenciana. Valencia debe ser un verdadero centro de profesionales de diseño, para que se gane su capitalidad y no lo sea sólo desde un punto de vista administrativo. Por ejemplo, queremos que una industria agroalimentaria de Benifaió o una empresa textil de Onteniente piense en los diseñadores de la ciudad de Valencia como los mejores de Europa.

VW ¿Qué aportaría el diseño a este tipo de industria, textil o agroalimentaria?
FG. Nuestra industria y nuestro sector servicios deben tener una clara diferenciación en los mercados vía diseño, no vía precio. El diseño es fundamental en la música, en el arte, en interiorismo, con los artistas falleros, y en los packs de los productos.

Si nos obsesionamos en un atraer un turismo low cost, tendremos sueldos low cost, y vida low cost, y nos metemos en una espiral de precariedad.

Tenemos que apostar por buscar fórmulas diferenciadoras que nos permitan ofrecer calidad, porque, insisto en que algo que propio de los valencianos es la creatividad.

VW ¿Cómo encajan los artistas falleros en esta Valencia Capital Mundial del Diseño?
FG. Por ejemplo, si un artista fallero tiene su nombre como Marca Diseño Valencia, puede aparecer una empresa alemana que va a una feria, y encargarles un estand diferenciador. Así pueden ampliar sus posibilidades de negocio en segmentos adyacentes. Tenemos lo más complicado que es el talento, y hay que buscarles una buena marca para que tengan más oportunidades y puedan desestacionalizar su negocio.

VW ¿Hacia dónde llevaría Ciudadanos la gestión de turismo?
FG. A apostar por el turismo de calidad. Ya se tenía que haber llegado a un acuerdo entre Valencia Premium y Excellence, por separado no tienen sentido. No digo que sea fácil, pero debería haber un funcionamiento coordinado y cohesionado entre Feria de Valencia, el Palacio de Congresos, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el Palau de la Música y el Palau de las Arts. Son productos que se tienen que planificar a dos años, porque es compra planificada, no compulsiva. La oferta cultural y la congresual deben ir de la mano y no ser competidoras. Esto es estrategia de turismo.

Otro punto importante de esta estrategia es optar por la desconcentración. El turismo de la ciudad de Valencia viene todo al centro histórico: aparecen más turistas de lo que se puede soportar con lo que llega el descontento de los vecinos.

Pero si calculas en 50 minutos la cantidad de sitios que un turista puede hacer en coche, con un radio de influencia de una hora, hay una gran cantidad de sitios y una oferta mucho más amplia que el centro histórico. Es un concepto de oferta turística más ampliada.

VW Se han realizado muchas iniciativas de turismo en esta legislatura, ¿cree que le ha faltado algo al turismo valenciano en estos cuatro años?
FG. En un marco geoestratégico, Valencia ha desaprovechado cuatro años de crisis, y sobre todo una situación histórica que no se va a volver a producir en el Mediterráneo. Me refiero a la crisis de Turquía, que en algún momento tiene que despertar; la masificación en Grecia; la convulsión política en el Norte de África o una Barcelona a la que le sobran turistas.

En estos cuatro años, Valencia podía haber seleccionado a los turistas que quería y no lo ha hecho por falta de gestión, por no saber gestionar. Yo quiero un turista que no venga a molestar a mis vecinos, sino que admire mi ciudad, que admire la catedral, que experimente el cauce, que anime a las familias a venir. Creo que hemos perdido la oportunidad de seleccionar estos clientes.

VW ¿Cuál sería la apuesta de Ciudadanos por el turismo de cruceros en Valencia?
FG. En este tema, más que un problema de gestión es que no se tiene claro un proyecto de ciudad. El tripartito piensa que el crucero no es un modelo de negocio para Valencia y lo desprecia, sin ningún tipo de fundamento. Y se va a despertar el resto del Mediterráneo, y esta situación que hemos vivido no se va a repetir y no se ha aprovechado.

VW ¿Se debe explotar más el Patrimonio de la ciudad?
FG. Podemos ofertar turismo cultural, religioso, congresual, paisajístico, playa y montaña… y lo bueno es que es nuestro, es parte de nuestra historia y nadie puede competir con ello.

VW En esto coincide con Gómez, en que Valencia tiene muchas cosas propias y no hay que inventarse nada.
FG. Pues si el producto lo tiene, depende de ella que lo gestione. Eso es lo que le he preguntado a Gómez, ¿por qué no lo hace?, ha tenido cuatro años.

Propuesta para las fallas de Ciudadanos

VW Y en cuanto a las fallas, ¿se ha aprovechado la oportunidad que supone ser reconocidos como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO?, ¿qué ideas tiene al respecto?
FG. Si superara las primarias y llegara a ser alcalde, crearía una marca internacional “Fallas de Valencia” que tenga patrocinadores, y el dinero de ese patrocinio, lo repartiré entre todas las comisiones, desde las más grandes hasta las pequeñas, para subsanar el problema de la financiación.

Ahora hay patrocinadores que pagan, por ejemplo, una mascletá, pero el Ayuntamiento se lo gasta en sus actividades y no lo reparte. Y este patrocinio lo que hace es rivalizar con otras fallas. Esto que propongo también es gestión.

VW ¿Se debe potenciar el papel de la mujer en las fallas y concretamente el de la Fallera Mayor?
FG. La mujer ya empieza a tener puestos de responsabilidad en las fallas, pero en puestos no remunerados. Para empezar a hablar de igualdad, pensemos en los puestos remunerados: JCF, la concejalía, su asesor, el director de los museos… son todo hombres. Cuando el concejal, en los puestos remunerados que dependen de él, ponga a mujeres, entonces empezamos a hablar de lo que él quiera.

VW ¿Y cómo le daría usted protagonismo a la Fallera Mayor?
FG. Lo primero es que el Ayuntamiento debe tener un papel secundario en el desarrollo de las fallas y de la fiesta. No digo que la JCF no tenga que depender de la concejalía, pero en fallas, el Ayuntamiento debe ser como un buen árbitro, al final del partido no sabes quién ha pitado, los que se lucen son los jugadores.

En nuestro caso, se tienen que lucir los falleros, el Ayuntamiento debe ser coordinador, pero un paso por detrás. El protagonista de la fiesta no puede ser el concejal o el alcalde. Los políticos debemos dar un paso atrás, para que la Fallera Mayor tenga el protagonismo que se merece y con la libertad que se merece.

VW Y respecto a los pirotécnicos, que mueven en cada espectáculo a miles de personas, ¿tienen el reconocimiento que les corresponde?
FG. Dentro de la marca Fallas de Valencia que yo propongo se recogería la música, la indumentaria, los artistas falleros, los pirotécnicos, etc, y cada uno de ellos debe tener el prestigio que se merece. Coincido en que los pirotécnicos no están reconocidos ni pagados como merecen.

Cinco tweets sobre Fernando Giner:

- ¿Cuál es su falla?, ¿qué le gusta hacer en el Casal?
He sido de Alemania - Bachiller y en los últimos años de Almirante Cadarso – Conde de Altea. En el casal me gusta la vida cotidiana, pero desde que estoy en política no tengo mucho tiempo para participar y sólo voy la semana de fallas. Agradezco a mi comisión la paciencia que tienen conmigo. En Almirante participo en la parada mora del 19 de marzo, ¡un gran espectáculo!

¿Y en otras fiestas de la ciudad?
Soy vicentino, de altar del Mercado de Colón y en la Semana Santa Marinera participo como clavario de honor del Cristo de la Columna.

- ¿Dónde le gusta ver las mascletáes?
Cuando era pequeño, en los años 70, me ponía en la valla.

- ¿Dejaría ahora a sus hijos verlo en la valla?
Ufff, ahora mismo… no me lo he planteado. Pero sí que me gusta ver mascletaés en las calles estrechitas en primera fila por cómo retumba, son buenísimas, y siempre las he disfrutado y ahí vamos todos juntos.

- ¿Cómo se le da la paella?
Yo hago arroz al horno en puchero, porque mi hija me enseñó, y a ella su abuela. Me gusta ir al mercado a comprar todos los ingredientes y luego aprovechamos todo para varios días.

t

o

p