José Luis Moreno Maicas: “Los jóvenes creadores valencianos tienen talento, creatividad y sensibilidad para contar historias”

Protagonistas

21 Jun, 2018

José Luis Moreno Maicas es el director adjunto de Audiovisuales y Cinematografía en el Instituto Valenciano de Cultura (IVC). Tiene una larga trayectoria profesional vinculada con la cinematografía valenciana y se nota: habla del mundo con seguridad y tranquilidad. Defiende todas las producciones que conserva la Filmoteca y pone su grano de arena para que los niños sean futuros espectadores fieles y sobre todo críticos. Optimista con la 33 edición de Cinema Jove, a punto de empezar, ya que confía en el trabajo de los jóvenes creadores valencianos.

VW-A pocos días del comienzo de Cinema Joven, ¿cómo nos va a sorprender esta edición?

JLM-Hace dos años cambió el director y en esta su segunda edición Carlos Madrid ya quiere dejar su sello. Viene con nuevas ideas, con espíritu renovado, quiere estar más pendiente de la calle, y como especialista de publicidad y marketing que es, está intentando que llegue más a la gente y se conozca. Cinema Jove casi tiene más prestigio fuera de Valencia que en la propia ciudad.

VW-¿Qué previsiones tienen para esta edición?

JLM-Hay una buena selección de películas hecha por profesionales de València que han acudido a numerosos festivales para captarlas. En esta edición, el premio Luna de València se concede al productor Fernando Bovaira, de Castellón. Es uno de los pocos productores que han ganado un Óscar, por “Mar Adentro”, y es quien ha catapultado la carrera de Alejandro Amenábar entre otros.

Protagonistas también de esta edición son los premiados en “Futuro del cine”. Este año recaen en Greta Fernández, que está despuntando con sus primeras películas con las que tiene bastante repercusión, y el otro premio es para el actor de teatro, Pablo Molinero, de Castellón, que ha tenido papeles secundarios en varias producciones audiovisuales, y su gran éxito le ha llegado como protagonista de la serie de televisión de Movistar La Peste.

VW-Uno de los objetivos de Cinema Jove es la promoción de jóvenes cineastas, ¿cuáles son los resultados?

JLM-Desde hace unos años empezamos a conceder ayudas a la producción audiovisual, especialmente para cortometrajes de jóvenes talentos. Además, desde 2008 hacemos promoción de estos cortometrajes a través de Catálogo de Curts, en el que seleccionamos los mejores y les damos difusión en festivales nacionales e internacionales, así como en la industria audiovisual.

El resultado es muy bueno, ya que se están obteniendo muchos premios, incluso algunos preseleccionados a los Óscar, y también muchos cortometrajes valencianos han sido seleccionados para los Goya, con algunos de los cuáles hemos ganado premios. Se está haciendo un buen trabajo, pero todo empieza porque la producción tenga calidad, nosotros después aportamos nuestro granito de arena.

VW-¿Se refleja bastante la inquietud y el interés de los jóvenes por las redes sociales como en el largometraje japonés “The Hungry Lion?

JLM-Las redes sociales influyen y despiertan expectación. El sistema de consumo ha cambiado, los medios tradicionales ya no son la vía habitual para consumir programación cultural, la gente se guía mucho por las críticas y por la repercusión que tiene en las redes sociales, y no solo la gente joven. La televisión casi ni la ven, o la ven a la carta. Su consumo audiovisual es a través de la tableta y el ordenador. Y ya es un elemento de difusión tan importante como los medios tradicionales.

VW-Por tercer año consecutivo, Cinema Jove cuenta con una sección oficial dedicada a las webseries digitales. ¿Funciona bien?
JLM. Sí, funciona bien, es un nuevo formato, más juvenil, destinado a un público más adolescente, que consume este tipo de producto por móviles y tabletas. En València hay una buena cantera, que lo han exportado y han ganado festivales, y lo más importante es que han tenido repercusión en internet que es para lo que están destinadas. Estamos contentos porque va muy bien y hay pocos festivales de webseries. Yo creo que tenemos que fomentar ese tipo de formatos porque también se están consumiendo.

VW-¿Cuál es el punto fuerte de los creadores valencianos? ¿En qué destacan?
JLM-En talento y creatividad. Hasta ahora habíamos despuntando mucho en animación, pero ahora estamos empezando a tener gente que tiene mucho talento, que tiene su propio universo y están contando historias que interesan y tienen éxito en muchos festivales. No tenemos ninguna duda del talento y creatividad de los creadores valencianos, y sobre todo de su sensibilidad para contar historias.

VW-¿Y saben vender su talento?
JLM-Los festivales son escaparates donde se muestra el producto y en ellos sí que consiguen repercusión. Un creador no tiene porqué saberse vender, tiene que buscar a alguien que lo haga. Los festivales cumplen esa función de darle difusión para que lleguen al público adecuado, o al comprador adecuado que luego va a apostar por ese joven para que aborde producciones de mayor envergadura.

VW-¿Qué esperan de la película valenciana‘#Seguidores’ de Iván Fernández?
JLM-Es un chaval joven, una promesa, que ha hecho la película con muy pocos medios, sin pedir ayudas públicas porque salían más tarde y decidió seguir adelante con un productor que apostó por él. Ya ha hecho varios cortos con los que ha ganado premios y estuvo prenominado al Goya por el corto “Un lugar”. Su película ‘#Seguidores es una producción muy digna y con unos medios muy limitados. Será uno de los directores valencianos de referencia en un futuro próximo.

La filmoteca

Se encarga de la recuperación, restauración, catalogación y conservación de material relacionado con la cinematografía y el audiovisual. También es responsable del estudio y difusión del patrimonio audiovisual y de la cultura cinematográfica. Por eso, a lo largo del año organiza proyecciones, cursos y seminarios, etc y ofrece servicio de consulta y préstamo en su biblioteca y videoteca.

VW-¿Qué tipo de público viene a la filmoteca a ver “El Hombre que mató a Lyberty Valace” o la maratón de “Blade Runner?
JLM-Entresemana tenemos un público de edad avanzada, es un público fiel al que le gusta el cine clásico. También hay clásicos muy conocidos como “El hombre que mató Liberty Valance” que atrae a gente joven. En el caso de “Blade Runner”, por el tipo de historia y por el género, esperamos un público bastante más joven. En la filmoteca procuramos abrir pases de programación para público más joven y que se enganchen a la filmoteca.

VW-¿Qué criterios tienen para programar la filmoteca?
JLM-Por una lado, la programación de cine clásico, el que ya no se puede ver en pantalla; y por otro, cine alternativo que no llega a las pantallas de cine comerciales. No buscamos un segmento de público, sino que ofrecemos un producto que no se va a poder ver de otra manera.
Está claro que cuánto más gente mejor, pero no buscamos cantidad. Si tenemos que hacer un ciclo de cine minoritario es porque sabemos que esa gente va a ver ese tipo de película en concreto, como un ciclo de cine polaco, o rumano, que va destinado a la población rumana de la Comunitat Valenciana que es bastante numerosa.

Somos un organismo público y no buscamos el rendimiento económico, sino el rendimiento de la ciudadanía.

VW-¿Qué es lo que más se ve?
JLM-Esa es la gran incógnita. Podemos pasar un clásico que pensamos que se va a llenar y no es así. Y ponemos una película de arte y ensayo y de repente llenamos porque se ha movido por redes sociales o porque tiene algún elemento muy característico que llama la atención. Es muy difícil acertar. Normalmente el cine clásico suele funcionar, y el más actual siempre que tenga alguna característica que haya llamado la atención o que haya tenido difusión en prensa.

VW-¿Por ejemplo?
JLM-Hace dos años pasamos la película inglesa “El chico que robó un millón”, rodada en Valencia en los años 60. Muy poca gente la conocía y sino hubiera tenido repercusión en los medios, hubiera pasado más desapercibida. Pero salieron varios artículos y fotografías en prensa en los que se contaba que salía la València de los años 60 y la gente venía para verlo y recordarlo. Hicimos varios pases, se llenaron todos, la gente se quedó en la calle. También llamó la atención del público una película argentina poco conocida porque vino el protagonista. Al final son matices, a veces inesperados, los que despiertan el interés.

VW-¿Cómo funciona la programación para público infantil? ¿Falta cultura de cine en la educación?
JLM-La Filmoteca organiza el ciclo Menuda Filmo que pasamos un fin de semana al mes y funciona bastante bien, se llena casi siempre porque a los niños les gusta ir al cine.
A través del área de Didáctica hacemos Talleres para los colegios en los que se explican los orígenes del cine, cine de animación, efectos especiales… se profundiza según la edad en unos temas u otros. El objetivo es inculcar la cultura del cine, crear y educar espectadores y que vengan a ver películas y mantengan esa tradición. Se trata de que sepan leer una imagen e interpretarla, y que sean espectadores críticos.

VW-¿Cuántas joyas tiene el archivo valenciano? ¿Cuál es la más llamativa?
JLM-Hay muchas. Hemos restaurado películas como Moros y Cristianos.
Hace poco una filmoteca holandesa nos entregó una copia de una película que tenía en los archivos de una producción alemana de València en 1915. Y eso te sirve para descubrir cómo era la ciudad en la época. No destacaría una, porque todo lo que tenemos es patrimonio de los valencianos. Hay cosas que ahora no le damos importancia, e igual dentro de 50 años tiene mucha repercusión.

VW-¿Y cuál es su preferida?
JLM-Me quedaría con “El Fava de Ramonet” por el significado que tiene, ya que se trata de la primera película sonora que se conserva en lengua valenciana.

José Luis Moreno en 5 tweets

VW-¿Con qué frecuencia va al cine?

JLM-Antes iba 3 o 4 veces por semana, ahora si llego a dos… con el trabajo no me da para más. También tengo opción de ver películas en casa, aunque me gusta más en pantalla grande. Aparte están las veces que voy por trabajo, porque todas las semanas hay una producción valenciana que voy a ver.

VW-¿Cómo serán las salas de cine del futuro?

JLM-A través de un chip con el que nos incorporaremos a las historias de las películas de manera que seremos un personaje más. Será cada vez más interactivo, participaremos de la película, no se tratará solo de ver y oír.

VW-¿De qué se siente más orgulloso de su trayectoria?

JLM-Yo espero, cuando acabe mi trabajo aquí, dejar las cosas mejor de lo que estaban, mejorar algo en todas las áreas. Tenemos ahora un proyecto de digitalización del archivo por el que llevamos dos años luchando, espero que este año lo consigamos poner en marcha.

VW-Un sueño a realizar en la actual trayectoria profesional.

JLM-Me encantaría tener un Museo del Cine porque disponemos de muchos fondos, no sólo de películas, sino de aparatos cinematográficos, carteles, fotografías… y muy pocas veces lo podemos mostrar. Hace poco hicimos una exposición por el 30 aniversario de la filmoteca que llevamos también a Madrid y esperamos llevar a Castellón y Alicante.

VW-¿Qué sensibilidad le gustaría que aportara el nuevo Ministerio de Cultura?

JLM-José Guirao como ministro me parece muy buena opción, es una persona muy competente, un gestor cultural y yo creo que puede tener la sensibilidad para hacer un buen trabajo. Otra cosa es el presupuesto de que disponga. El ministerio debe tener sensibilidad para todo y con todas las comunidades autónomas. Nosotros intentaremos convencerle de que emprendemos buenas acciones y que apueste todo lo que pueda por la Comunitat Valenciana.

 

Valenciaworld.com no se hace responsable del contenido de los artículos de opinión, imágenes, vídeos... y, en definitiva, material, ya sea multimedia, visual, sonoro o texto enviado / publicado por sus colaboradores o columnistas

t

o

p