Sandra Gómez: “Trabajamos para que Valencia sea un destino urbano, reconocido internacionalmente, desestacionalizado y sostenible”

Protagonistas

04 jul, 2018

Concejala del Grupo Municipal Socialista, Portavoz y Primera Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez, defiende los cambios que se han realizado en la ciudad con entusiasmo y con realismo, porque siempre recuerda lo que aún le gustaría llevar a cabo, como la rehabilitación total del Cabanyal. El turismo es una de sus principales responsabilidades y no deja de poner hitos para que Valencia esté en la agenda de los viajeros de todo el mundo. Y cómo no, como valenciana y fallera de toda la vida, muestra su devoción por la fiesta, especialmente por la mascletá.


VW. ¿Qué mejoras destacaría del turismo de Valencia desde que llegó este gobierno municipal?

SG. Ha habido un cambio de modelo. Antes teníamos una política de turismo basada en la llegada de visitantes conforme a grandes eventos, lo que requería grandes inversiones cuya rentabilidad directa era cuestionable, y el tiempo nos ha dado la razón. En cambio nosotros tenemos otras formas de trabajar, hemos impulsado un modelo en el que favorecemos la gobernanza colaborativa con participación del sector turístico y la sociedad valenciana. Aprobamos un plan de turismo de la ciudad de Valencia donde todos los agentes y profesionales del sector mostraron su respaldo y muy importante, hemos apostado por la sostenibilidad.

Queremos que Valencia sea un destino urbano, reconocido internacionalmente, desestacionalizado y sostenible, que significa que maximice los beneficios del turismo y minimice los inconvenientes que pueda producir.

VW. ¿Se está trabajando para dinamizar el turismo procedente de cruceros?, ¿prevén cambios en las infraestructuras del puerto?

SG. Prevemos promocionar Valencia como puerto base, es decir, como puerto de embarque que es lo que más rentabilidad genera, porque los cruceristas pernoctan en nuestra ciudad, o pasan un par de días previos antes de subir a su crucero. O en todo caso, atraer cruceros que hagan noche en Valencia, de manera que no sea una parada puntual, sino que el visitante esté más tiempo y pueda cenar, comer, etc

VW. ¿Cómo lo van a hacer?

SG. Tenemos una línea de trabajo específica junto con la autoridad portuaria y con todo el sector de cruceros. La autoridad portuaria ha puesto sobre la mesa cambiar la ubicación de los cruceros para que sean más accesibles a la ciudad, concretamente donde se situaba Unión Naval. Esto se aprobó en el Consejo de Administración de Autoridad Portuaria.

VW. En general, ¿cuáles son los puntos fuertes de la ciudad para el turista: gastronomía, deporte, patrimonio…?

SG. Estamos posicionando Valencia como destino urbano, es decir, un destino que vaya mucho más allá de nuestra franja marítima de sol y playa. También queremos que esté desestacionalizado, por lo que ofrecemos muchos otros productos que complementan la oferta y nos hacen ser atractivos todos los días del año. Para ello estamos poniendo en valor, por ejemplo, nuestra gastronomía; tenemos un producto local maravilloso reconocido por la FAO y talento en nuestras cocinas. Contamos con grandes cocineros que han recibido el más alto de los reconocimientos. Sino recuerdo mal, en Valencia hay cuatro estrellas Michelin.

Otro punto fuerte es la posibilidad de hacer deporte, ya que Valencia es plana, con buena climatología, con instalaciones deportivas, y con eventos como la Copa Davis, el running, o los que se celebran en Cheste. Contamos con un calendario atractivo de eventos sostenibles que no exigen grandes inversiones.

Tenemos una ciudad verde, con el lecho del río Túria que es uno de los parques urbanos más grandes de España, y además estamos colindando todo el sur con la Albufera y el parque de la Devesa del Saler. Hay muchos espacios verdes para que el turista disfrute.

VW. Y un gran patrimonio.

SG. Nuestro patrimonio histórico es impresionante, con tres iconos reconocidos por la Unesco: La Lonja, el Tribunal de las Aguas y las Fallas. ¿Con esto qué quiero decir?: que Valencia tiene oportunidades para generar productos y ofertas a cada uno de nuestros visitantes: tanto para los que buscan disfrutar de nuestro buen tiempo en las ocho playas; los que buscan cultura en nuestros 30 museos, los que buscan descubrir la identidad local con las tradiciones vinculadas a las fallas; los que buscan disfrutar de la gastronomía, visitar un ciudad en transporte público o bicicleta, etc.

VW. ¿Es un buen destino para familias?

SG. Desde luego, de hecho hemos recibido el reconocimiento de una guía italiana como mejor destino familiar.

VW. Valencia ha sido una ciudad poco conocida, así como muchas de sus joyas artísticas.

SG. No se ha cuidado mucho nuestro patrimonio histórico, de hecho nuestro centro histórico es uno de los más grandes de Europa. Quiero destacar que estamos intentando determinadas rehabilitaciones como la Muralla Árabe o el Edificio del Relojero que son patrimonio histórico y se han echado a perder. El turismo va en gustos, pero a mí y creo que a casi todos los visitantes, les gusta dedicar un día a conocer la historia y la cultura de la ciudad a través de su casco histórico y es lo que estamos intentado poner en valor.
.
La Valencia romana en la parte de la Almoina, la muralla árabe, la época del costumbrismo con la estación de Renfe y el Mercado Central, tenemos iconos para poder narrar el relato de la ciudad, Valencia ha tenido sus años de esplendor y ese patrimonio sigue estando. Siempre digo una frase: “A Valencia no hace falta disfrazarla”, aquí hubo una época con una cierta obsesión por atraer cosas de fuera para conquistar visitantes, sin darnos cuenta de que lo que teníamos que potenciar es lo de dentro y querernos a nosotros mismos para que la gente viniera a conocernos.

A día de hoy hay un turismo exigente que quiere experimentar y saborear las ciudades, con su historia, su cultura… Tenemos recursos suficientes y sin tener que hacer grandes inversiones que no producen rentabilidad a largo plazo.

VW. ¿Cómo se compite con las grandes ciudades, Barcelona y Madrid?

SG. Cada ciudad tiene que buscar su propio relato, y Valencia tiene una oportunidad para mostrar el suyo. En Barcelona hay cierta percepción de saturación, y nosotros estamos trabajando en la sostenibilidad para que no sea así, porque queremos ser una ciudad con capacidad de atraer y absorber visitantes sin generar sensaciones de masificación. ¿Cómo se hace?, poniendo en valor productos que se encuentran en diferentes puntos de la ciudad y durante todo el año, no solo dos meses. Sinceramente creo que para un visitante que busca calidad, Valencia tiene un buen posicionamiento respecto a destinos más saturados.

Madrid obviamente ofrece sus propios productos ligados a su capitalidad, pero nosotros podemos ejercer de capitalidad mediterránea, muy atrayente en Europa.

VW. Pídale tres deseos a Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo.

SG. Yo le pediría en primer lugar que aborden la regulación de los apartamentos turísticos, porque necesitamos una legislación a nivel nacional. Segundo, que trabaje la sostenibilidad de los destinos. Y finalmente que promocione España poniendo en valor nuestra diversidad cultural, para que todo el mundo sea protagonista dentro de la suma de identidades que es nuestro país.

VW. ¿Puede darnos cifras de la evolución del turismo en la ciudad?

SG. Gracias a toda la política que he explicado hemos alcanzado cifras superiores a los mejores años del PP, porque por primera vez en la historia de Valencia hemos alcanzado los 2 millones de visitantes y los 4,8 millones de pernoctaciones. No es un relato de que el turismo resulte mejor ahora, los datos objetivamente indican que a día de hoy va mejor. Y sobre todo, es más rentable porque no estamos dedicando grandes inversiones, todo lo contrario, se trata de poner en valor lo que ya tenemos.

VW. ¿De dónde proceden los visitantes de Valencia?

SG. El turismo nacional es estable. Por otro lado, el primer mercado como siempre es el italiano, y llama la atención el fuerte crecimiento del segundo mercado que es el holandés. El tercero, el inglés, también ha experimentado un fuerte crecimiento y el cuarto mercado, el alemán, es el que más ha crecido este año, un 28%.

VW. ¿Ha habido políticas concretas para alcanzar estas cifras?

SG. Sí, desde Turismo Valencia hemos trabajado en las conexiones aéreas, lo más importante. Hemos aumentado la frecuencia y el número de conexiones en las ciudades de estos países, especialmente Holanda y Alemania. Con Italia y Reino Unido estábamos bien conectados, pero también se ha incrementado la frecuencia con Londres.

VW. ¿Es muy diferente fomentar el turismo nacional y el internacional?

SG. La mejora de las cifras de estos años son gracias indiscutiblemente al turismo internacional. El objetivo que nos marcábamos de ser un destino visible internacionalmente lo estamos consiguiendo, o al menos estamos andando el camino.

VW. ¿Cómo afecta el cambio de modelo de trabajo de Turismo Valencia a los profesionales del sector?

SG. Les damos todo el protagonismo a la hora de trabajar. Obviamente cada empresa y cada profesional tiene su forma de hacer, pero se está dando relevancia a los profesionales más que a la institución.

Tenemos un buen sector con empresas y profesionales bien preparados y capacitados, lo que explica la buena percepción de nuestros visitantes, porque aunque la ciudad es maravillosa, sino ofrecemos servicios de calidad, la experiencia puede perderse.

En los informes que hacemos desde Turismo Valencia el sector de alojamiento, gastronomía y comercio reciben valoraciones muy positivas. Los visitantes no conocían este destino, menos conocido que Barcelona o las Islas Canarias, y les ha sorprendido para bien.

Responsable del PSPV en la ciudad

Sandra Gómez es ahora la secretaria General del PSPV en la ciudad de Valencia, cargo desde el que quiere “articular un proyecto político con el que la mayoría de los ciudadanos se sientan identificados”. Reconoce que supone una mayor carga de trabajo que no le ha pillado por sorpresa, “siempre he puesto por delante mi capacidad de trabajo para asumir responsabilidades”.

VW. ¿Qué le supone el cambio a un gobierno socialista?

SG. Para nosotros se ha abierto una puerta de oportunidades. Además, hay una fuerte presencia valenciana en el equipo, por lo que tenemos una gran ocasión a la hora de conectar nuestro mapa de inversiones y nuestras prioridades dentro de las del Gobierno de España.

VW. Las cifras de empleo de mayo de Valencia son positivas, pero las valoran con “un optimismo prudente”, ¿por qué?

SG. Siempre hay que ser prudente, porque con el tema de desempleo nunca va a ser suficiente. Estamos satisfechos porque hay 13.000 personas paradas menos en esta legislatura, y hay 36.000 altas nuevas en la seguridad social, pero obviamente no nos conformamos.

VW. El fomento de empleo a los jóvenes es una de sus prioridades, ¿está compensado con el esfuerzo del fomento de empleo a los mayores?

SG. Tenemos dos programas fuertes, uno es para los jóvenes, muy importante porque cuando uno no conecta bien su experiencia educativa con su experiencia laboral -según la OIT-, puede sufrir un deterioro en su carrera profesional de por vida lo que significa menos salario o menos proyección. Entonces es fundamental que desde la Administración hagamos de puente para que la gente joven tenga una experiencia en lo suyo. Trabajar, más o menos, pueden hacerlo los fines de semana, pero de algo que no han estudiado. Ahora tienen muchas más dificultades en este sentido que otras generaciones.

También nos preocupan los mayores y los desempleados de larga duración por el tema de las pensiones, y para ellos tenemos el Plan Oportunitats.

Fallera de toda la vida

Sandra Gómez comenzó siendo fallera en la Falla del Rosario-Plaza Calabuig, y después pasó a Progreso-Teatro de la Marina, ambas en el Marítimo. Reconoce que en los tres años como concejal se viven las fallas de forma muy diferentes que cuando estás en “tu falla con tus amigos, pero en el Ayuntamiento se disfrutan de otra manera”. La mascletá es su acontecimiento preferido y lo recomienda a todo el que venga de fuera. Pero como fallera, “lo mejor es el ambiente de tu casa”, afirma con cierta nostalgia.

VW. Desde la responsabilidad del Ayuntamiento de la ciudad ¿Las fallas se disfrutan o se sufren?

SG. Cuando estaba al cargo de la policía municipal y tenía que gestionarlo, era muy duro, había muchísimo trabajo en fallas. Ahora como portavoz y desde la óptica de turismo también se trabaja, porque no estás ni de lejos de vacaciones, pero no es la misma intensidad. Además, tienes la oportunidad de vivir más de cerca momentos especiales como la crida y la cremá y es un privilegio que recordaré toda la vida. Para cualquier valenciano estar en el Ayuntamiento y tener la oportunidad de aportar y construir algo para el mundo fallero es un privilegio.

VW. El gremio de artistas falleros le ha concedido el Ninot d'Or de 2018, ¿cómo fallera le hará especial ilusión este reconocimiento?

SG. Muchísima ilusión. Me dieron el reconocimiento porque pusimos en marcha dentro de Valencia Activa cursos específicos para el gremio de artistas falleros de valenciano, inglés y gestión de empresas.

VW. ¿Cómo le gustaría que fueran las fallas del futuro?

SG. Seguro que habrán evolucionado, pero creo que las fallas relatan las tradiciones y costumbres Valencianas, por lo tanto no creo que veamos grandes cambios de los principales hitos: una mascletá, una ofrenda, una cremá, un ambiente fallero… Quizá los pequeños cambios que debemos introducir es intentar intermediar siempre un poco más en la convivencia entre la ciudad y las fiestas. Yo siempre apuesto por empoderar y dar más protagonismo a nuestras representantes, a las embajadoras de las fiestas, que son la Fallera Mayor y su corte.

Sí espero que cambie a mejor el gremio de artistas falleros para que se sientan más respaldados y que desde el Ayuntamiento consigamos ayudar en la protección de un sector que no tiene ninguna otra ciudad del mundo. Como fiesta espero que siga igual y que mantenga los elementos tradicionales por los que la Unesco nos han dado el reconocimiento como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.


Sandra Gómez en 5 Tweets:

¿De qué logros se siente más orgullosa en sus cargos actuales?

De Valencia Activa, del cambio de la imagen de Valencia como destino turístico y de rehabilitación del Cabanyal, porque, con todo lo que queda por hacer, yo defiendo que ha cambiado mucho y para bien.

¿A qué aspira en su trayectoria política actual?

A lo que aspiro es a dejar algo positivo en mi ciudad. Mi mayor objetivo es pensar que dejé algo mejor, que hice cambios que ayuden a las personas a encontrar trabajo o a sentirse más protegidas como con el Grupo Gama contra los malos tratos. No quiero irme por la puerta de atrás como ha pasado en estos últimos años.

¿Qué le queda por hacer?

Me gustaría rehabilitar definitivamente el Cabanyal.

¿Con qué frecuencia viaja personalmente y cómo elige sus destinos?

Hago dos viajes al año, uno más corto en Pascua de 3 o 4 días con un destino europeo o nacional. En verano me voy nueve días buscando encontrar culturas diferentes que me aporten algo, cuanto más exótico mejor. El año pasado fui a Kenia y fue una experiencia maravillosa.

¿Cómo convencería a la gente de venir a vivir a Valencia?

Es la mejor ciudad del mundo, tiene el mejor clima, lo que no es ninguna tontería: 300 días al año de sol con unas temperaturas medias de 24 grados. Es un lujazo sobre todo para la gente que viene del Norte de Europa. Valencia dispone de todas infraestructuras de las grandes ciudades pero no tenemos sus inconvenientes, porque es accesible y cómoda para vivir, con oportunidades para trabajar y desarrollar un proyecto de vida. Sobre todo es una ciudad donde existe mucha calidad de vida.

t

o

p